sábado, 3 de diciembre de 2016

Mosaicos de ángeles descubiertos en la basílica de la Natividad

Resultado de imagen de restauración basilica natividadMedia docena de ángeles, el doble de grandes que un ser humano y con gestos dirigidos hacia el lugar donde, según la tradición, nació Jesús hace 2000 años, devuelven a uno de los templos más antiguos un áurea celestial que los peregrinos de todo el mundo podrán disfrutar dentro de muy poco. Una procesión de ángeles bizantinos que durante siglos fueron los encargados de señalar a los recién llegados el pesebre y que recuperan su esplendor en pleno siglo XXI con sus tonos dorados, verdes, rosas. gracias al trabajo minucioso de una veintena de profesionales italianos que trabajan y viven en la ciudad vieja de Belén desde hace dos años.

Desde marzo de 2013 la vida de estos profesionales transcurre en el interior de una basílica que ha sobrevivido a quince terremotos, invasiones, incendios, disputas entre sus tres inquilinos (Iglesia católica, la Iglesia ortodoxa griega y la Iglesia apostólica armenia), y al encierro durante 39 días de 200 palestinos en 2002. Un proyecto de 16,5 millones de euros para los que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha logrado recaudar hasta el momento 9,2: trabaja de forma intensa para encontrar donantes que cubran la parte que falta para terminar de restaurar este templo declarado Patrimonio de Humanidad por la Unesco en 2012.

Giammarco Piacenti no oculta la emoción al hablar del «proyecto más importante» de su vida. Este restaurador de la Toscana, con experiencia en proyectos internacionales en Cuba, Rusia o China, presentó la empresa familiar que preside al concurso internacional convocado para rehabilitar un templo que por su valor simbólico para los cristianos «es mucho más que un trabajo, es una gran responsabilidad». Piacenti pertenece a la quinta generación de restauradores y recuerda que nada más llegar la prioridad fue el tejado: reparar la cubierta para cortar la filtración de agua que había arruinado los mosaicos.

Uno de los mosaicos restaurados, con impresionantes figuras angélicas en procesión señalando el lugar del nacimiento de Cristo.

Conseguida la madera adecuada, se puso la nueva cubierta, dejó de entrar la lluvia y llegó el momento de la ocuparse de la decoración, puertas, columnas. «Nos queda como mínimo un año de trabajo. Todo transcurre dentro de los plazos marcados. No hemos cerrado un solo día las puertas; sabíamos que un lugar así no se podía cerrar, así que avanzamos al ritmo de las ceremonias: cuando empiezan las misas paramos y no seguimos hasta que terminan», explica Piacenti.

El equipo italiano cuenta también con la colaboración de profesionales palestinos, como el ingeniero Ibrahim Abed Rabo, para quien «es un doble motivo de orgullo tomar parte en el proyecto por ser palestino y cristiano». Su despacho es una mesa en la parte superior del templo, al que se llega después de subir por cuatro pisos de andamios.

El primer ministro francés, Manuel Valls, visitó el 23 de mayo la basílica de la Natividad y pudo ver la evolución de las tareas de restauración.

El esqueleto metálico levantado por los restauradores impide al público ver la marcha de las obras, pero cuando uno escala hasta su última altura se topa con la procesión de ángeles y los profesionales, pincel en mano, trabajando piedra a piedra para devolverles todo su esplendor. «Es fantástico, único. no tengo calificativos para describir estos ángeles que hemos descubierto y que van a dejar al mundo boquiabierto», anuncia Rabo.

La primera edificación de este templo data del siglo IV después de Cristo, por orden del emperador romano Constantino I, pero desde el siglo II hay constancia de que Jesús nació en la gruta sobre la que se levanta la basílica. Dos mil años después, Belén se encuentra rodeada por el muro que construye Israel. Piacenti no olvida la cara del taxista del aeropuerto internacional de Ben Gurion, en Tel Aviv, cuando le pidió que le llevara hasta allí.

Son apenas 75 kilómetros, pero supone cruzar al territorio palestino y es una frontera en toda regla para la mayoría de los israelíes. «Dentro del templo estamos aislados del conflicto, aquí trabajamos en turnos de 50 días seguidos y hasta el momento las autoridades de Israel han respetado todos los envíos de material que nos llegan desde el extranjero», precisa Piacenti, que acabada la Natividad le encantaría trabajar en el Santo Sepulcro de Jerusalén, que también precisa una rehabilitación urgente.

Las próximas navidades ya no habrá andamios y los ángeles volverán a mostrar a los miles de peregrinos el camino hacia el pesebre donde nació Jesús. Después de tantas guerras, desastres naturales e incendios, la llama de este templo único sigue viva.

sábado, 26 de noviembre de 2016

La basílica de la Natividad sigue revelando joyas escondidas


La Basílica de la Natividad: Los trabajos de restauración siguen revelando joyas escondidasLos trabajos de restauración están aún en curso, en una de las iglesias más antiguas y más sagradas en el mundo; la Basílica de la Natividad. En este segundo informe, se habla sobre los mosaicos en los transeptos y sobre una visión general de los trabajos de restauración que se han realizado a lo largo de la historia.

Mosaicos en el transepto norte. Las personas que contemplan los mosaicos en el transepto norte, podrán ver dos escenas después de la resurrección. La primera escena representa la Ascensión de Cristo en la que se podrá ver la Virgen María, once apóstoles y dos ángeles. La segunda escena es una representación de la Incredulidad de Santo Tomás. El mosaico muestra a Santo Tomás examinando el lugar de los clavos en el costado de Jesús.

Mosaicos en el transepto sur. La primera escena, representa la entrada triunfal de Cristo, en la ciudad de Jerusalén, en un burro, mientras que la segunda escena es la Transfiguración de Jesús, en el Monte Tabor, con los tres primeros discípulos que Él escogió; Pedro, Santiago y Juan. Desafortunadamente, la parte restante del mosaico es solamente Santiago de rodillas, sorprendido y asustado por lo que vio. La escena también incluye los pies del profeta Moisés parado en la cima de una montaña.

Mosaico de la Transfiguración en el Monasterio de Santa Catalina del Monte Sinaí. El mosaico de la Transfiguración en el ábside de la iglesia, en el Monasterio de Santa Catalina, es considerado una de las obras de arte bizantino más tempranas, la cual representa la Transfiguración de Cristo en el Monte Tabor. La tipología y principios de este icono, han sido las bases para las representaciones posteriores de la Transfiguración que se crearon en diferentes monasterios de todo el mundo. Un ejemplo de algunos iconos basados en los mosaicos del Sinaí, es la Transfiguración del Monasterio de Dafni en Grecia.

En el icono de Cristo, se ve en una mandorla con un halo cruciforme, debatiéndose entre el mundo físico y espiritual. En contraste con iconos posteriores de la Transfiguración, los apóstoles están colocados de manera simétrica. Juan y Santiago levantan sus manos como si estuvieran rezando, mientras que Pedro forma una pequeña carpa con sus brazos, como un recordatorio de su petición a Cristo, acerca de los tres tabernáculos. Por otra parte, Jesús está de pie flanqueado por las figuras de Moisés a la izquierda y Elías a la derecha.

En los paneles superiores del icono, hay dos escenas que ilustran dos eventos en la vida de Moisés. La escena de la derecha, representa la imagen de Moisés recibiendo la ley y la de la izquierda, es la imagen de Moisés retirando sus sandalias delante de la zarza ardiente.

Santa_Costanza._Mosaic_del_S._VII_“Traditio_Legis”_adjustedHay un tema anterior que tiene una semejanza visual al mosaico del Sinaí, que puede haber proporcionado una tipología iconográfica para ello. Es el “traditio legis”, o lo que se conoce como “Cristo, el dador de la ley”. El icono fue creado en el ábside de la Basílica de San Pedro en Roma, en el siglo IV, pero fue destruido posteriormente. Sin embargo, el icono fue copiado ampliamente y los iconos que se basan en él han sobrevivido, como el ábside norte de Santa Costanza en Roma. En el “traditio legis”, Cristo está flanqueado por los Santos Pedro y Pablo y dos palmeras. Jesús da la ley en la forma de un rollo a Pedro, a la derecha del icono.

Mosaico sobre el Coro. En esta parte, se puede ver el mosaico de dos inscripciones que llevan el nombre del artista “Ephram” tanto en griego (Ἐφραὶμ) y en latín. La inscripción en griego dice: “Este trabajo fue concluido a su plenitud por el monje Ephram, el pintor de la obra y maestro artesano del mosaico, durante el gobierno del gran emperador porfirogénito Manuel Comneno, en los días de Amaury, rey de Jerusalén, y en los tiempos del obispo de Belén, Raoul, en el año 1169, el segundo de la indicación.” 

http://es.lpj.org/
Saher Kawas

sábado, 19 de noviembre de 2016

Se abre la Tumba de Jesús

La tumba de Nuestro Señor Jesucristo, abierta por primera vez desde 1810 y tercera en medio milenioMiércoles 26 de octubre. En el aire se percibe una espera febril. Desde el 14 de octubre ya se tenía noticia de que esa jornada y la siguiente, el edículo de la Basílica del Santo Sepulcro estaría cerrado por obras. Acababa de saberse que las autoridades de la iglesia, custodios del Santo Lugar, están invitados a asistir a la apertura de la cámara funeraria. 

El edículo está compuesto de dos partes. La Capilla del Ángel, en cuyo centro se encuentra un pequeño altar relicario con la piedra que cerraba la tumba, y la propia tumba con el lecho fúnebre, es decir, una losa de mármol que cubre el lugar bajo el cual se encuentran los restos de la cámara funeraria de Jesús.

Los invitados han visitado el lugar. En primer lugar, el patriarca ortodoxo Teófilo III, acompañado por una pequeña delegación de religiosos y científicos. En representación del padre custodio, que se encuentra fuera del país, estaban presentes fray Dobromir Jasztal, vicario custodial, fray David Grenier, secretario de Tierra Santa, y otros tres frailes, entre ellos el padre Eugenio Alliata, arqueólogo del Studium Biblicum Franciscanum. También asistió por parte de la Custodia el arquitecto Osama Hamdam, miembro de la comisión científica del proyecto. Así mismo, una pequeña delegación de armenios, encabezada por el obispo Sévan, además de los coptos del Santo Sepulcro.

Resultado de imagen de abierta tumba jesusEl acontecimiento es importante para todos: es la primera vez desde 1810 en que la losa es retirada. La vez anterior tuvo lugar en 1555 bajo la dirección del custodio Bonifacio de Ragusa, cuando también él fue autorizado a efectuar reformas en el edículo porque en aquel momento –como ahora– mostraba los signos del deterioro provocado por el paso del tiempo.

El acceso al edículo estaba cerrado desde las dos de la tarde, pero la apertura para las autoridades estaba prevista a las seis, horario del Santo Sepulcro (las siete legales, ya que en la basílica no se tiene en cuenta el cambio de horario entre invierno y verano, pues el tiempo se mantiene como en el siglo XIX).

El evento se ha celebrado a puerta cerrada, bajo los objetivos de muchas cámaras fotográficas y las videocámaras del famosísimo National Geographic, que ha cubierto el acto en exclusiva. Esto explica la falta de fotos (por el momento…) En los rostros de todos los presentes se puede leer una expresión de curiosa y emocionante espera. En la tumba, los obreros se ponen en marcha. Durante la tarde, han trabajado para separar la losa de mármol. Ahora es necesario desplazarla, horizontalmente, unos veinte centímetros.

La profesora Antonia Moropoulo, directora del proyecto de restauración, da la bienvenida a la Capilla del Ángel al patriarca griego Teófilo, a fray Dobromir Jazstal y a monseñor Sévan. Cubiertos con cascos de construcción, les explica lo que van a ver: … ¡arena! De hecho, se trata de tierra colocada para evitar que la losa de mármol se rompa en caso de que se la someta a contracciones demasiado fuertes.

Resultado de imagen de tumba de jesus abiertaUno detrás de otro, los dignatarios entran en la tumba y salen conmocionados, a pesar de no haber visto nada en la cámara funeraria de Jesús. Sin embargo, son conscientes de que han participado en un momento histórico y es evidente que el Lugar Santo, en este día más que nunca, ejerce su enorme poder de atracción y de emoción.

De hecho, al día siguiente, todos (o casi todos) han vuelto por su cuenta. Por la noche, los obreros han retirado la arena y los científicos han seguido con sus cálculos. El jueves 27, por la mañana, el National Geographic ha publicado el vídeo de las imágenes obtenidas el día anterior.

En los patios del convento de San Salvador, los pocos frailes que han podido acercarse a la tumba, comparten sus impresiones. Otros han decidido probar fortuna el jueves y, de hecho, algunos han entrado y han podido ver. ¡Y esta vez no había solo arena! La lápida de mármol estaba recolocada casi completamente. La arena se había retirado y ha aparecido otra losa de mármol gris, partida. Es tan larga como la que la recubre, pero solo la mitad de ancha, el resto parece estar roto. Se supone que se podría tratar (en condicional) de la losa que habrían colocado allí los cruzados. No hay ninguna certeza, es tarea de los científicos sacar sus conclusiones después de haber analizado los hallazgos.

En los sitios donde falta el mármol gris, aparece la roca. Es la roca original, el lecho funerario de Jesús, tallado en la misma piedra de Jerusalén. En la piedra se pueden ver canales excavados para el desagüe de los fluidos, dicen algunos, para realizar un ritual bizantino que consiste en santificar el óleo, afirman otros. La forma en que está tallada la piedra podría dar una idea a los especialistas sobre la orientación del cuerpo. ¿La cabeza hacia el Este o hacia el Oeste?

Pero lo que todos constatan es que la piedra sobre la que reposó el cuerpo de Cristo es totalmente normal, mientras que el momento de observarla, para todos aquellos que la ven, es absolutamente extraordinario.

Todos están consternados. Delante del edículo se intercambian impresiones. Verifican con la persona que tienen al lado si han visto lo mismo o si había que haber visto otra cosa. En los rostros de estos hombres, independientemente de su edad, se refleja una intensa emoción. No es traicionarles decir que se pueden ver sus ojos húmedos. Hacen pensar en la secuencia pascual Victimæ paschali laudes: "Dic nobis Maria, quid vidisti in via? Sepulcrum Christi viventis, et gloriam vidi resurgentis: [Dinos María, ¿qué has visto en el camino? He visto la tumba de Cristo viviente y la gloria de su resurrección]".

Las órdenes son estrictas: prohibido publicar o enviar a cualquier publicación las fotos obtenidas con cualquier tipo de aparato. Unas órdenes que respetan los franciscanos, pero no está prohibido contar las emociones de los que lo han visto. Algunos mensajes publicados en las redes sociales no engañan. Algunas horas después, quien ha podido entrar y ver, como si respondiera a la invitación de los ángeles en el día de Pascua (Mt 28, 6), todavía está profundamente conmovido, marcado, y bendice al Señor por haber vivido un día extraordinario.

Han visto con sus propios ojos el punto exacto donde reposó el cuerpo del Señor. Les habían dicho que era allí, pero se ha ofrecido ante sus ojos como el costado de Jesús abierto ante los dedos de Tomás. Y, lo hayan tocado o no, han salido de allí con un único grito de alegría: "Scimus Christum surrexisse a mortuis vere. Tu nobis, victor Rex, miserere [Sí, estamos seguros: Cristo ha resucitado verdaderamente. Tú, Rey victorioso, ten piedad de nosotros]".

Fotos: E. Bermejo / Custodia de Tierrra Santa.

martes, 15 de noviembre de 2016

"Holy Land dialogs" y la primera Misa en Saxum

Del 6 al 12 de noviembre tuvo lugar en Jerusalén la primera iniciativa cultural promovida por "Saxum Foundation", en la que participaron cuatrocientas cincuenta personas de los cinco continentes.

Se trata de los “Diálogos sobre Tierra Santa” ("Holy Land Dialogues", en inglés), que incluyen conferencias, visitas a los lugares santos y mesas redondas para fomentar el conocimiento y el respeto mutuo entre personas de distintas religiones.

Entre los ponentes se encontraron Yariv Levin (Ministro de Turismo de Israel), Andrew Briggs (Oxford University), Eric Cohen (Director de Tikvah Fund), Gideon Saar (Exministro del Interior de Israel), Jorge Fernández Díaz (Exministro del Interior de España), Roman Giertych (Exministro de Educación de Polonia), Imad Younis (Presidente de Alphaomega), Nathan Goldschmidt (Arquitecto de Saxum) y Alfonso Alegiani (Presidente de Saxum Foundation).

En el marco de esta actividad, el día 11 tuvo lugar una santa misa de acción de gracias por el inicio de las actividades. Fue celebrada por el arzobispo Pierbattista Pizzaballa, administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén, acompañado por representantes de otras instituciones de la Iglesia presentes en Tierra Santa.

En la página web Saxum.org se pueden contemplar las fotos que muestran el estado actual de la casa de retiros. Se hicieron el día de la Misa. El altar que se utilizó para la Eucaristía es el que irá en el centro multimedia. El cuadro que hace de retablo se encontrará emplazado en la sacristía de la casa de retiros. Las casullas fueron regaladas por algunas personas de la Obra en Brasil. Se trata de veinte casullas iguales en las que está bordada una imagen muy bonita de Jesús con los discípulos de Emaús. 

El espacio externo que aparece en las fotos de la web, donde se pueden ver unos toldos de colores es donde tuvo lugar el catering después de la celebración de la Eucaristí. Los quinientos que participamos en ella luego almorzamos allí. Los grupos aprovecharon para hacerse fotos con la casa de retiros de fondo.

sábado, 5 de noviembre de 2016

Hallados los restos de la bíblica ciudad filistea de Goliat


Fortificación monumental encontrada en las excavaciones que un equipo de la Universidad de Bar-Irán realiza en la bíblica ciudad filistea de Gat, hogar del gitante. EFE/cortesía de la Universidad Bar-Ilán Corresponden a la antigua Gat, hace tres mil años la mayor urbe de su zona, más del doble que Jerusalén, cuyos habitantes tenían fama de gigantes, y que fue arrasada en esa época.

Arqueólogos de la Universidad israelí de Bal Ilán han descubierto una puerta y una fortificación monumentales de la bíblica ciudad filistea de Gat, hogar del gigante Goliat, que dan una idea de la importancia de esta urbe, considerada la mayor de la zona entre los siglos IX y X a.C.

Los hallazgos fueron localizados en Tel Zalfit, un sitio arqueológico que lleva dos décadas excavándose y que estuvo poblado prácticamente desde el Calcolítico (hace unos 5.000 años) hasta 1948, cuando sus habitantes abandonaron la entonces aldea árabe.

Uno de los estratos que más interesan a los arqueólogos bíblicos ha sido el de la ciudad de Gat, famosa por sus innumerables enfrentamientos con los israelitas y una de las cinco urbes filisteas más importantes, cuyo época de máximo esplendor tuvo lugar en el período que comprende los reinos de David y Salomón (siglo X a.C.). El lugar se encuentra en la llanura costera del centro del país, en las denominadas «Laderas de Judea», a mitad de camino entre Jerusalén y la ciudad portuaria de Ashkelón.

La expedición arqueológica, encabezada por el profesor Aren Maeir, localizó este año la fortificación y la puerta de acceso a la bíblica Gat, hogar de Goliat según las Escrituras. Maeir, profesor del Departamento para el Estudio de la Tierra de Israel y Arqueología de la citada universidad, considera la puerta desenterrada, la más grande jamás encontrada en el país, reflejo del estatus e influencia de Gat durante ese período.

«A lo largo de veinte años de excavaciones asumíamos que Gat en los siglos IX y X a.C. era la mayor de la zona, no sólo filistea sino en general», explicó Meir a Efe en conversación telefónica.

«Con los últimos hallazgos vemos ahora que no sólo era grande, de unas 50 hectáreas, sino que era dos o tres veces mayor a Jerusalén u otras ciudades de la época como Meguido o Beersheva», destacó. Enfatiza que la gran fortificación hallada «demuestra lo poderosa que era la urbe, que siguió existiendo hasta el 830 a.C., cuando Hazael de Damasco la destruye».

La puerta de la ciudad filistea aparece en otra referencia bíblica, concretamente en Samuel 21, que relata la historia de cuando David escapó de Saúl, primer rey de Israel, y se convirtió en siervo leal de Achich, rey de Gat. Además del acceso monumental y la imponente muralla, fueron descubiertos varios edificios aledaños, como un templo y un taller para la producción de hierro.

Los hallazgos, así como la propia ciudad, fueron arrasados por el rey Hazael de Aram Damasco, episodio mencionado en el segundo libro de Reyes (12,18). Las excavaciones han sacado a la luz restos que apuntan que se produjo un duro asedio y la posterior destrucción del asentamiento a finales del siglo IX a.C., probablemente relacionados con este suceso. La destrucción de Gat, apunta el investigador, fue un evento dramático que cambió el balance de poder regional, permitiendo el surgimiento del reino independiente de Judea en el siglo VIII a.C.

En las excavaciones han intervenido equipos de varias universidades e instituciones del mundo, que han analizado diferentes estratos de la milenaria población.

Hasta la fecha se han logrado hallazgos como templos filisteos, evidencias de un terremoto en el siglo XVIII a.C., inscripciones antiguas con nombres similares a Goliat, así como utensilios y pruebas de la captura y destrucción de la urbe bíblica.

También se han localizado ruinas de una primigenia ciudad canaanea, o delposterior castillo cruzado «Blanche Garde», en el que se sabe que estuvo Ricardo Corazón de León. Pero quizá su época dorada se remonta a aquella en la que el relato bíblico describe al gigante Goliat. «Según el texto bíblico, Goliat era de Gat, y en esa zona se han encontrado dos inscripciones con nombres similares en un alfabeto antiguo europeo», subraya Maeir.

Puntualiza que existe una fuerte tradición sobre que los pobladores de Gat eran «muy grandes»; aunque «no hemos encontrado ningún esqueleto que corrobore esa creencia, si bien podemos constatar que sus habitantes eran poderosos al tener fortificaciones de ese tipo». «El hablar de la altura es un intento de otorgarles poder y mostrar lo poderosos o fuertes que eran sus residentes. Y Gat, sin duda, fue una ciudad muy poderosa en aquella época», concluye.

sábado, 29 de octubre de 2016

Encontrado posible lugar donde fue juzgado Jesús




Imagen de la Torre de David, en JerusalénDécadas de excavación de un viejo edificio abandonado junto a un antiguo museo en la Ciudad Vieja de Jerusalén han revelado lo que podría ser restos del palacio donde fue juzgado Jesús, informó el diario The Washington Post.

En el marco de la ampliación del Museo Torre de David, que comenzó hace unos 15 años, los arqueólogos fueron eliminando las capas bajo el suelo de la Kishle, un edificio situado al lado del museo, cuando finalmente hicieron un hallazgo inesperado.

El Kishle solía ser una prisión cuando los turcos otomanos y luego los británicos gobernaban Jerusalén. Es «una gran parte del antiguo enigma de Jerusalén y muestra la historia de esta ciudad de una manera única y clara», explica Amit Re'em, un arqueólogo de Jerusalén. En la cárcel, los arqueólogos encontraron los muros de cimentación y un sistema de alcantarillado subterráneo, que podría pertenecer a un palacio construido por el rey de Judea Herodes el Grande.

Líderes del cristianismo, historiadores y arqueólogos han formado parte de un debate sobre el lugar del juicio de Jesús según diversas interpretaciones de los evangelios que han promovido versiones contradictorias de su ubicación.

Según las escrituras cristianas, Jesús de Nazaret fue llevado ante Pilato en el«pretorio», que es la tienda de un general dentro de un campamento romano en latín. Por tanto, algunas personas se refieren a un cuartel militar, mientras que otros sostienen que probablemente podría ser el palacio construido por Herodes, como Pilatos habría sido su invitado.

Shimon Gibson, un profesor de arqueología en la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte, apoya la idea de que el juicio se celebró en el palacio de Herodes. «No hay, por supuesto, ninguna inscripción indicando que ha pasado aquí, pero todo -según los cálculos arqueológico, histórico y del Evangelio- todo concuerda y tiene sentido», dijo Gibson.

La mayoría de los científicos están de acuerdo en que el palacio de Herodes estaba situado en el lado occidental de la ciudad -donde, de hecho, el Museo de la Torre de David se puede encontrar ahora-.

La Torre de David es también conocida como la Ciudadela de Jerusalén y es el enclave de un museo que representa 4.000 años de historia de la ciudad. Los funcionarios del museo esperan que la prisión se convierta en una atracción para los peregrinos cristianos. Y aunque se muestran algo escépticos, espera que pueda convertirse en un lugar sagrado a corto plazo.

«Vamos a seguir para desarrollar la prisión para los visitantes», dijo Eilat Lieber, el director del museo. «Es como un pastel - que muestra todas las capas de Jerusalén.»

Más de un millón de peregrinos cristianos visitan Jerusalén cada año, y tours especiales se han organizado en el museo para revelar el lugar, informó el Washington Post.

sábado, 22 de octubre de 2016

El lugar del Bautismo declarado Patrimonio de la Humanidad

Hay dos sitios que reclaman haber sido el lugar exacto donde San Juan Bautista bautzó a Jesucristo (Mt 3, 13-17): uno en el lado israelí y otro en el jordano. De lo que no hay duda es de la zona: Betania de Transjordania, a orillas del río Jordán.

Del lado jordano se encuentran unas ruinas en la ruta de peregrinación de los primeros cristianos. En 1996 unos hallazgos arqueológicos en esa zona, conocida en lengua árabe como al-Maghtas (el lugar del bautismo), sugirieron que ése podría ser el enclave del acontecimiento que narran los Evangelios. De hecho, la cerámica, las monedas, los objetos de piedra y los vestigios arquitectónicos confirman que el lugar se utilizó a principios del primer siglo d.C., esto es, en tiempos del Salvador y del Precursor. 

Estas ruinas están dedicadas al profeta Elías, y eso reforzaría la hipótesis, dada la vinculación que establecen los Evangelios entre él y San Juan Bautista, quien actuaba "con el espíritu y el poder de Elías" (Lc 1, 17), de quien algunos le consideraban encarnación.

Sea como fuere, a nueve kilómetros al norte del Mar Muerto, en la orilla este del río Jordán, Betania de Transjordania es el enclave bíblico más importante del Reino Hachemita de Jordania y el pasado 3 de julio fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Se trata del quinto lugar del país que recibe este reconocimiento después de Petra, Quseir Amra, Um Al Rassas y el desierto de Wadi Rum.

Betania fue el enclave donde se estableció Juan Bautista y donde Jesús fue bautizado. El Señor también oró aquí por primera vez ante Dios y reunió a sus primeros discípulos, y por eso han visitado al lugar, en sus respectivas peregrinaciones a Tierra Santa, San Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco. El área cuenta con restos romanos y bizantinos, incluyendo además restos de cinco iglesias paleocristianas y capillas. Actualmente se celebran bautizos y es un lugar importante de peregrinación cristiana.

A lo largo de la geografía jordana se pueden descubrir numerosos enclaves mencionados en el Antiguo y en el Nuevo Testamento, por lo que no es de extrañar que el país haya fascinado a un sinfín de peregrinos que lo han visitado para seguir los pasos de algunos de los profetas más importantes de la Biblia. 

Algunas de las iglesias más antiguas del mundo se encuentran en Jordania, como la sala de oración del siglo II de Betania, la iglesia del siglo IV de Umm Qays y las ruinas del que se cree que es el templo más antiguo del mundo en la ciudad de Áqaba al sur del país. La iglesia bizantina de San Jorge en Mádaba (siglo VI) guarda el mapa mosaico de Tierra Santa más antiguo.

El pasado 2 de febrero fue declarado oficialmente Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se trata del quinto lugar del país que recibe este reconocimiento después de Petra, Quseir Amra, Um Al Rassas y el desierto de Wadi Rum.

En la ceremonia celebrada en París, el arzobispo Maroun Lahham, vicario patriarcal para Jordania del Patriarcado Latino de Jerusalén, ha definido este enclave como “un lugar donde todavía resuena la voz de Cristo” en un país, Jordania, “tranquilo y seguro, en medio de un Oriente Medio en llamas”. “El Evangelio lo había declarado ya hace dos mil años, la devoción popular siempre lo ha confirmado, las investigaciones arqueológicas lo han puesto de relieve, los Papas lo han visitado, y hoy la comunidad internacional lo declara oficialmente”, ha señalado el arzobispo Lahham. “A partir de esta tarde –ha añadido– podemos declarar en voz alta que Jordania es Tierra Santa. La Tierra Santa incluye especialmente a Jerusalén, Belén y Nazaret, pero Jordania no es menos santa por ello”.

Betania fue el lugar donde se estableció Juan Bautista y donde Jesús fue bautizado. El Señor también oró aquí por primera vez ante Dios y reunió a sus primeros discípulos, ha recordado la Oficina de Turismo de Jordania en España. Este lugar ha recibido la visita de los tres últimos pontífices: Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco.

El área cuenta con restos romanos y bizantinos, incluyendo además restos de cinco iglesias paleocristianas y capillas. Actualmente se celebran bautizos y es un lugar importante de peregrinación cristiana.

A lo largo de la geografía jordana se pueden descubrir numerosos enclaves mencionados en el Antiguo y Nuevo Testamento por lo que no es de extrañar que el país haya fascinado a un sinfín de peregrinos que lo han visitado para seguir los pasos de algunos de los profetas más importantes de la Biblia.

Algunas de las iglesias más antiguas del planeta se encuentran en Jordania, como la sala de oración del siglo II de Betania, la iglesia del siglo IV de Umm Qays y las ruinas del que se cree que es el templo más antiguo del mundo en la ciudad de Áqaba al sur del país. La iglesia bizantina de San Jorge en Mádaba (siglo VI) guarda el mapa mosaico de Tierra Santa más antiguo.