domingo, 13 de julio de 2008

Mi primera predicación en árabe

Esta entrada también tiene que ver con los idiomas, en concreto con el árabe. Después de llevar más de un año estudiando, finalmente llegó el día de dar la primera charla en árabe. Fue en Nazaret. Empecé rezando el avemaría en árabe, como siempre, pero esta vez continuaría hablando en la misma lengua, y no en inglés como hacía habitualmente. Los chicos estaban boquiabiertos. No se lo esperaban. Normalmente les cuesta bastante prestar atención, juegan con los móviles, hablan, se mueven... Pero en cuanto empecé a hablar en su idioma se quedaron como petrificados. Al principio, casi después de cada idea que decía, les preguntaba en árabe: entendéis. Todos decían: a, a ..., que significa sí. Yo me iba entusiasmando por momentos, y hablaba más rápido. Tenía cada frase escrita con letra pequeña en inglés y, al lado, con letras más grandes, su frase correspondiente en árabe transliterado. La predicación duró unos quince minutos y, ante mi asombro y el de los mayores que estaban allí conmigo, comprobamos que habían entendido todo. Después de rezar el avemaría final se acercaban con curiosidad para observar qué tenía escrito en el papel. Vieron que era árabe transliterado, y se decían entre ellos:
-Escribe como nosotros cuando mandamos mensajes por el movil.
Después nos fuimos a jugar un partido de béisbol al bosque. Se ve que les había impactado lo del árabe, pues en medio de una jugada en la que me dirigí a uno en inglés, ante mi sorpresa, me contestó:
-A partir de ahora todo en árabe.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

D. Santi es un crack, los que vivimos los primeros momentos del arabe con el profesor particular nunca los dudamos. Esperamos verle pronto pro aquí. JMª

ramón celma dijo...

D.Santi mucho ánimo con el árabe y con todo. Supongo que ahora que va controlando el idioma será mucho más fácil que les transmita su optimismo. Me alegro mucho de que siga con tanta fuerza. 1fuert abr. Ramón Celma

alejops dijo...

Me gusta mucho este blog, y lo que cuenta es precioso.
Saludos y mis oraciones

P. ANGEL ARREBOLA dijo...

Querido Santi:
No sabes la alegría que tengo de ver tu blog. También desde el Perú nos unimos gracias a ti, a la tierra del Señor y te tenemos más cerca para todo. Gracias De verdad. Seguimos en contacto.
P. ANGEL ARREBOLA

juanjomolina dijo...

D. Santiago, este blog es la bomba!!! Un saludo desde Sevilla. He puesto un link de su blog en el Café de Redacción! Me acuerdo de rezar por esa magnífica labor en Tierra Santa.

Anónimo dijo...

Encomiendo toda esa labor, Santi!!

Un fuerte abrazo desde Cádiz, donde estoy "de paso",

Jaime